miércoles, 28 de octubre de 2015

Berlin


Como muchos alemanes dicen, esta es quizás la única ciudad del país donde parece que no estás en Alemania.

Desde la llegada me sorprendió que a diferencia de otras grandes ciudades como París o Nueva York, aquí apenas hay contaminación acústica. La famosa Alexanderplatz es un lugar donde pese a haber gente nunca llegas a sentir que te encuentras en uno de los puntos neurálgicos de Europa y este es un sentimiento que tendrás en todo momento en esta ciudad.

La capital alemana se encuentra dividida en varios distritos, la zona de interés habitual es siempre toda la que rodea Alexanderplatz ya que desde ahí puedes acceder caminando a casi todos los puntos de visita indispensables de la ciudad. Otro distrito interesante es el de Schöneberg, se encuentra algo mas alejado del centro pero totalmente accesible con transporte público y se trata del barrio gay de Berlín, con todo tipo de clubs, pubs, saunas y hoteles para el colectivo. Esta es una ciudad para todos los públicos y si buscas encontrarás tu sitio, atrévete y explora.

TRANSPORTE PÚBLICO:

Uno de los puntos fuertes de esta ciudad es la facilidad que existe para moverse, puedes optar por tranvías, el metro, que aquí es conocido como U-Bhan, el S bahn, autobuses.. las opciones son ilimitadas.



Mi recomendación es usar el S BAHN todo lo posible,  este tren recorre la ciudad desde la altura y por lo tanto deja ver unas vistas bastante bonitas durante el viaje. Además se puede ahorrar dinero en buses turísticos optando por las lineas regulares, esos buses suelen ser de dos plantas y recorren toda la zona turística, por lo que puedes subirte en su primera parada, sentarte y disfrutar también de las vistas. 

Para poder usar el transporte publico debes comprar un billete en cualquiera de las máquinas de las estaciones. Ten encuentra que estas máquinas no permiten pagar con tarjetas VISA por lo que si tu tarjeta es de esta compañía asegúrate de que siempre llevas algo de dinero en efectivo. Por lo demás las maquinas están disponibles en inglés con lo que todo está bastante claro, sus billetes valen para todo el transporte público y solo has de tener en cuenta que si pretendes ir a las afueras de la ciudad debes coger los billetes válidos para las zonas ABC. De lo contrario compra el de las zonas A y B. 

Tanto si llegas a la ciudad a través de cualquiera de sus dos aeropuertos como su estación de buses hay lineas especiales de tren que conectan muy bien con el centro de la ciudad.

ALOJAMIENTO:

Me alojé en un hostal que recomiendo sin ninguna duda, se trata del City Stay hostel, no podría ser mas céntrico ya que se encuentra a escasos 5 minutos caminando del Fernsehturm.
Está compuesto por dos edificios, uno al lado del otro el primero hace las funciones de recepción, y lugar de encuentro y también es el lugar donde puedes tomar el desayuno cada mañana.

El desayuno, si no está incluído en tu reserva puedes tomarlo por 5€ y merece bastante la pena ya que por ese mismo precio tu desayuno será bastante mas escaso en cualquier otro lugar de la zona. Un punto muy positivo es que el bar del hostal es un lugar con un buen rollo increíble, por la tarde noche es muy recomendable pasarse y hablar con los demás huéspedes.




Las habitaciones en si están muy bien equipadas y son muy modernas, los baños por su lado están compuestos por distintas habitaciones que hacen las funciones de duchas, lavabos etc. De forma que aunque compartes estos baños con el resto de la planta, realmente tienes la mayor privacidad posible. Además cada mañana se limpian a fondo, otro punto positivo.





LUGARES DE INTERÉS
  • Brandeburg Gate: Justo a su lado encontrarás la embajada de los Estados Unidos, échale también un vistazo. 
  • World Watch en Alexanderplatz: En esta misma plaza encontrarás un estupendo Primark de tres plantas.
  • Dead Chicken Alley y el museo de la fabrica que alojó judíos durante la segunda guerra mundial: Este callejón guarda mucha magia, arte e historia. El museo es además gratuito.
  • Fernsehturm: Además si tienes presupuesto y quieres optar por un plan especial debes probar el restaurante rotatorio en su interior con unas vistas inmejorables.
  • Checkpoint Charlie: Cerca de este lugar hay también un museo dedicado al checkpoint, otro museo con una panorámica del muro tal y como era, además de los restos de la oficinas de la Gestapo por la zona a los cuales puedes acceder de forma totalmente gratuita. 
  • East Side Gallery
  • Monumento a los judios asesinados en Europa: No te limites a admirarlo desde el exterior, entra y experimenta este laberinto desde su corazón. 
  • Iglesia Memorial Kaiser Wilhelm: Situada en uno de los distritos mas activos de la ciudad, esta iglesia no te dejará indiferente ya que podrás apreciar que aún sigue medio destruida.
  • Columna de la Victoria
  • Mercado de Tiegarten: Cada Sábado y Domingo puedes encontrar de todo en este mercado al aire libre, paséate luego por Tiegarten, el Central Park de Berlín. 
  • Cúpula de Reichstag: Visita muy recomendada, podrás admirar lo increíble de la moderna arquitectura del parlamento alemán, y disfrutar de un audio tour de la ciudad según asciendes a lo mas alto de la cúpula. Es además totalmente gratuito, solo tienes que conseguir tus entradas en la página web del parlamento, eso si con bastante antelación ya que es una de las atracciones principales de la ciudad.
  • SONY center: Muy recomendado visitarlo por la noche y disfrutar de los colores proyectados en la carpa que cubre la zona. 
Estos son solo algunos de los lugares básicos que no pueden faltar en tu visita, sin embargo Berlín es una de esas ciudades en las que uno ha de perderse para encontrar, por lo que a partir de este punto simplemente coge un mapa, selecciona una zona y piérdete por sus calles, no te arrepentirás.