jueves, 3 de septiembre de 2015

París: ciudad de poesía urbana


Visité Francia en el año 2009, concretamente la ciudad de París sobre el mes de Febrero, una ciudad como digo en el título de esta entrada de "Poesía urbana" y no lo digo por decir. Se oyen tantas cosas sobre esta ciudad que cuando uno pone el pie en ella tiene las expectativas muy altas, ¿demasiado quizás?, la respuesta es No. París es magia y os voy a contar como descubrirla.




Mi viaje a la capital francesa fue el que me enseñó como moverme por las capitales del mundo, hay dos cosas fundamentales que por obvias que son, muchos no llevan a cabo. Ver una ciudad es mucho mas que aterrizar en el aeropuerto y tirarse a caminar, si no sabes donde te estas moviendo lo mas probable es que vuelvas a casa y hayas visto bien poco.  Es importante tener a mano:

  • Mapa de la ciudad.
  • Mapa del transporte urbano.
  •  Planning de visitas.
Esto de los mapas puede sonarnos un poco old-school , una app puede solventarnos la papeleta pero es importante tener en cuenta que no se puede depender de que las condiciones de WIFI igual no son siempre las mas óptimas y es bueno tener opciones.



- LA CIUDAD:

Transporte:
París cuenta con una red de transporte público perfectamente funcional y puntero, el metro es la forma mas conveniente de moverse ya que en muchas ocasiones te recogerá cerca de tu hotel y encontrarás paradas junto en los lugares de interés, es el caso del LOUVRE. 

Sitios de interés:
La ciudad está llena de historia por todos sus rincones por lo cual hay muchas cosas que visitar, paradas obligatorias son:
  • La torre Eiffel: A la cual se puede subir en ascensor por un precio bastante asequible, y que además todas las noches ofrece un pequeño espectáculo de luces a la hora de su iluminación.
  • Louvre: El mítico museo es hogar de obras tan reconocidas como La mona lisa, sin embargo es importante saber que una vez dentro puedes pasar un día completo y aún así no habrás visto todo su contenido. Se recomienda llevar un itinerario claro de lo que se desea ver.
  • Palacio de Versalles: Pese a estar situado a las afueras puede hacerse el viaje de ida y vuelta en un mismo día sin ningún problema y es una visita obligada. Sus imperiales salones y laberintos imposible en los jardines del palacio hacen que valga la pena la visita.
  • Justo en el centro de la ciudad puede encontrarse una antigua prisión, donde pasó sus últimos días Maria Antonieta, donde además se ha reproducido todo al detalle, parada mas que recomendada.
  • Por supuesto el arco del triunfo y los campos elíseos, otra parada obligada.
  • La iglesia del sagrado corazón, muy recomendable visitarla durante el atardecer ya que a partir de ese momento se instalan en su parte trasera interesantes mercados y se reúnen personas de todo tipo para organizar espectáculos musicales espontáneos.
  • Notre Dame: Parada obligatoria el mirador que ofrece las mejores vistas de la ciudad.

Precios:
La ciudad en si no es barata, especialmente cuando se trata de comidas y compras, como detalle a tener en cuenta, hay muchos centros comerciales que literalmente cobran por ir al baño, unos 2€ para ser exactos. 

- DISNEYLAND RESORT PARÍS


Puede llegarse desde el centro de París a través de tren y volver en el mismo día sin ningún tipo de complicación, sin embargo el resort al tener dos parques distintos requiere de unos tres días para poder disfrutarlo y experimentarlo en toda su esencia. En este caso hicimos una visita express de un día.

Lo esencial en una visita express es acceder al parque principal, conocido como Disneyland Park donde vas a encontrar todo lo que esperas de Disney, dentro del parque te recomiendo que no te vayas sin visitar:

  • Pirates of the Caribbean
  • Space Mountain 
  • Big Thunder Mountain
  • Phantom Manor. 
  • It´s a Small World. 
  • Sleeping Beauty Castle.